Territorio-Comanche | Actividades outdoor | Pruebas aventura orientación naturaleza | Pontevedra Galicia

Sobrevive a tu primera prueba comanche

Cuando eres un principiante, los principales problemas y miedos a la hora de participar en una de nuestras pruebas provienen de la capacidad para orientarse y decidir la estrategia a seguir. Nada más lejos de la realidad. Hemos resumido para ti consejos muy importantes a tener en cuenta para que vivas una gran experiencia de la mano de Territorio Comache.

ESTRATEGIA DE CARRERA

  • En primer lugar, recordarte que todas nuestras pruebas arrancan con una charla técnica donde se explica la mecánica de la misma, aclarando todas las dudas que puedan surgir. Además, antes de dar la salida, dispondrás de 5 minutos con el resto de compañeros de equipo para que, con la información que os facilitamos a cada equipo, diseñéis vuestra ruta a seguir.

 

  • No importa si el “teórico” itinerario lo modificas durante la prueba. De hecho, es muy probable que tus planes cambien a medida que transcurre el tiempo. Pero es de gran importancia para tener una idea más o menos clara de la ruta a seguir y no avanzar por el terreno como pollos sin cabeza.

 

  • El tiempo es limitado, y generalmente es complicado completar todos los puntos que te encontrarás en el mapa. Es por ello importante elegir un orden de búsqueda lógico, intentando acceder a las balizas más valiosas (recuerda que ganará el equipo que obtenga mayor puntuación). Utilizar un rotulador llamativo para pintar el mapa con tu plan de acción es el mejor consejo que te podemos dar.

 

  • Al ser la duración de la prueba es limitada, todo exceso de tiempo se verá penalizado con los puntos que tanto te ha costado ganar. Hay veces que llegar tarde compensa, si con ello logras alcanzar una buena suma de puntos. Pero generalmente no ocurre esto, así que, cuando el tiempo de prueba se está acabando, conviene valorar si se continúa con la búsqueda o se pone rumbo al punto de llegada.

 

 

TÉCNICAS DE ORIENTACIÓN

  • Los mapas, suelen contener una gran cantidad de información: simbología, colores, curvas de nivel… Cuando levantas la cabeza del mapa para avanzar por el terreno, a veces resulta complicado volver a localizar el punto exacto donde te encuentras. Es por ello que resulta de gran utilidad doblar el mapa, para de esta forma reducir la sobredosis de información que contiene y centrarte exclusivamente en una zona concreta del mismo. Otro recurso muy efectivo es mediante la “técnica del pulgar”, que consiste en fijar este dedo en el mapa según avanzas para, de un simple vistazo, saber tu ubicación sobre el mapa.

 

  • El paso del tiempo hace que el mapa quede desfasado, o por lo menos no actualizado, alejándose cada vez más de la realidad. Por ejemplo, senderos cerrados por la maleza que ni se intuye su existencia, caminos nuevos abiertos por animales en libertad (vacas, caballos, jabalíes…), pistas forestales que se han convertido en carreteras, cursos de agua que varían en función de la época del año… Por todo ello, es necesario buscar siempre más de una referencia sobre el terreno que nos dé
    pistas fiables sobre nuestra ubicación, fiándonos muchas veces de nuestra intuición.

 

  • Si en algún momento estás perdido y no tienes clara tu ubicación en el mapa, tienes dos alternativas. La mala es seguir avanzando, pensando que en algún momento te reencontrarás. Y decimos mala porque muy probablemente no solo no lo conseguirás, sino que perderás un valioso tiempo en salir del atolladero en el que te has metido. Sin duda, la alternativa buena consiste en volver sobre tus pasos hasta situarte en un punto que conozcas en el mapa con seguridad, y desde ahí partir de nuevo en tu búsqueda.

 

  • Es fácil caer en la tentación de seguir a equipos que te encuentres en tu camino. Pero recuerda: es posible que estén más perdidos que tú…  Además, es muy probable que su estrategia en la búsqueda de balizas sea diferente a la tuya, y eso va a trastocar tus planes. A veces cuesta, pero confía en tu estrategia y en tu capacidad de orientación… Ésto es sólo un juego y has venido a pasártelo bien, ¡lo importante es participar!

 

  • Una vez hayas localizado una baliza, tómatelo con calma. Orienta el mapa y define tu próximo objetivo, eligiendo el mejor trazado para conseguirlo. La escala del mapa te dará información importante para saber a qué distancia aproximada se encuentra el siguiente punto.

 

 

Esperamos que estos consejos te hayan resultado de gran ayuda… ¡ya estás listo para tu primera prueba comanche!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para obtener información estadística. Al continuar navegando aceptas esta Política de cookies.

ACEPTAR